03 noviembre 2006

Artículos del Autor sobre el fenómeno sectario

-El caso Paul Schaffer y Colonia Dignidad

-La Publicidad de las Sectas en la Vía Pública

Informe sobre sectas
Artículo de Interés

1-EL CASO PAUL SCHAFFER Y LA COLONIA DIGNIDAD

Por Juan Contreras Bustos
Chile
Sábado 12 de marzo de 2005

¡Cayó Paul Schaffer!, rezan los titulares de los diarios por todos lados, los canales de televisión le han dado gran parte de los espacios de sus noticieros a la cobertura del caso; la policía de un país se adjudica los méritos de la captura, la del otro habla de coordinación entre ambas; pero es muy probable que si no fuera por los esfuerzos de los periodistas del programa Contacto de Canal 13 y del abogado querellante en algunos de los casos de pedofilia, don Hernán Fernández, quienes con sus propios recursos realizaron gran parte de las investigaciones que han dado como resultado el apresamiento del “Tío Permanente”, el ex-cabo nazi Paul Schaffer, todo habría seguido como hasta ahora, impunidad absoluta por cuarenta años.

SUS GRACIAS

Entre las fechorías que se le adjudican al “Demonio Schaffer” se cuentan: pedofilia, violación de menores, delitos tributarios, reducción a servidumbre (semi-esclavitud), delitos en contra de la humanidad por tortura y desaparecimiento de prisioneros políticos y sigue y sigue la lista interminable de aberraciones cometidas por él, sus acólitos y/o sus protectores en las altas esferas del Gobierno Militar y entre la comunidad allegada, algunos de los cuales eran asiduos visitantes de las instalaciones de la “sociedad benefactora Dignidad”, un “paraíso de pedofilia” de acuerdo a la opinión unánime de los estudiosos y de los habitantes de las ciudades aledañas al enclave germano: “les mamaba el pitito” me confesó un habitué de la Colonia (con entrada libre a ésta en aquellos tiempos), ex de un grupo de ultraderecha que perseguía a “los huasos comunistas” (gauchos) con escopeta después del 11 de septiembre en los campos de Parral.

PEDOFILIA

Costumbre habitual a través de la historia del hombre, en nuestra cultura judeo-cristiana ha quedado restringida a las practicas “privadas” de muchos de los cresos modernos, quienes conformando asociaciones ilícitas, redes de protección y provisión de niños, suelen estar conformadas por algunos de los más “respetables” miembros de la sociedad (¿o será suciedad?) y sus secuaces; quienes luego de filmados o registradas sus festicholas, serán luego chantajeados de allí en adelante por sus proxenetas o algunos de sus adversarios, inhabilitando el estado de Derecho en muchos de los casos de todo tipo que pasen por sus manos de allí en adelante; Schaffer era especialista en esta práctica, de allí su inmunidad.

Más allá de la condena moral que puedan suscitar sus aficiones, queda la violación sistemática de los Derechos garantizados de sus víctimas, de los acuerdos de convivencia civilizada que hemos generado en nuestro mundo moderno: la Declaración de Derechos del Hombre de la ONU, nuestra Constitución, el Código Penal y el Civil, amén de las convenciones de resguardo de los Derechos de los Niños, firmadas y ratificadas por nuestro país y el resto de los países americanos; nadie debería estar al margen de respetarlas, por lo menos es lo que debería ser.

CONFUCIO

Consultado el gran filósofo chino Confucio (600 A.C.) acerca de cúal sería su primera medida al gobernar un estado, el habló acerca de: “La rectificación de los nombres”, en buen criollo, “Del dicho al hecho hay mucho trecho”.

Nuestros gobernantes, pretendidos demócratas quienes habitualmente ostentarán los porcentajes de popularidad como testimonio del apoyo popular (conseguido a través del marketing), son expertos en el doble discurso; uno es el que usan para el populacho y el otro –muy distinto-es el del oficio reservado, la orden verbal y el amplio espacio de la psicopatía funcionaria, esa que permite a algunos jueces irresponsables liberar a violadores de niños, a asesinos diversos para que sigan delinquendo; o tapar por meses o años redes de pornografía infantil, negar los Derechos garantizados a las víctimas de “sectas destructivas”, omitir acciones, por poner algunos ejemplos.

¿POR QUÉ SUCEDE ESTO?

La sicología de las multitudes nos permite explicarnos muy fácilmente estos fenómenos; cualquiera de nuestros politicastros, funcionarios diversos y “autoridades” (algunos de ellos simples delincuentes con fuero), han llegado hasta donde se encuentran debido a que desde su más tierna juventud han quedado inmersos por ellos mismos o por mérito de sus padres o formadores en algún tipo de secta.

SECTA

Usado el término habitualmente de manera peyorativa, corresponde en verdad a “cualquier grupo humano que comparte códigos y un sistema de creencias que le sirve de telón de fondo y se autorregula emocionalmente a través de los dos sistemas de control humano ergotropo/trofotropo (el premio y el castigo)

Estos “colectivos” tienen como característica principal el que sus miembros pierden la capacidad de generar “conscientemente” sus respuestas ante los requerimientos vitales, respondiendo con el patrón de “comportamiento colectivo” que posee el grupo al cual pertenece, el que beneficiará siempre a la “corporación” o cuerpo que lo rige en desmedro de “los de afuera”.

Es así que en el caso de nuestras “autoridades”, jueces, gobernantes, funcionarios, quienes pertenecen habitualmente al partido político, a la alianza o concertación cualquiera, al movimiento religioso, a la logia, al club, a la clase social, a la provincia, al pueblo o ciudad, a la “familia bien” o de “medio pelo”, etc.; tendrán tantas obligaciones “automáticas” para con estos “colectivos”, como a grupos pertenezcan; ahora si usted agrega que el juez o el senador o diputado pertenece al “Pedofilia´s Social Club”, ahora si que estamos mal....¡Muy mal!

¿CÓMO SE REGULAN ESTOS “grupos-sectas-colectivos”?

Lo hacen por las dos riendas que controlan el comportamiento humano y el de los animales en general, la recompensa y el castigo; si usted responde a su/s secta/s tendrá todo lo que necesita, si usted no lo hace, entonces vendrá la lista de exclusión, quedará en lista 3, la excomunión del partido o la logia, la separación del grupo (no es por casualidad que me quedan US$ 30 hasta fin de mes)

¿CÓMO SE LOGRA EL CONTROL?

Bajando los niveles de alerta de los “colectivos” por medio de la propaganda por los Medios, el consumismo y sus asociados de recompensa y castigo, el temor a la revolución, el petróleo, el gas, Bin Laden, el terrorismo, las arañas de rincón (¿recuerda en tiempos de Pinochet cuando “Las arañas del trigo avanzaban sobre las ciudades”?), la Quenita y Bam-Bam Zamorano o la captura de Paul Schaffer, me nace una pregunta: ¿qué estarán tapando hoy en día con lo de Schaffer?

“SECTAS DESTRUCTIVAS”

Se producen cuando alguno de estos grupos, quienes habitualmente dependen de un “líder carismático”, se torna en un grupo nefasto en extremo; técnicamente se habla de “una secta destructiva”. El “líder” pasará de ser un simple psicópata a un loco completo; al igual que esas manadas de ballenas que pierden el rumbo, terminarán los que lo siguen varados en la playa del suicidio ritual, la corrupción y prostitución de mujeres, jóvenes y niños que caigan en sus redes, el tráfico de drogas, armas, menores o de lo que sea, el asesinato ritual con canibalismo incluido y cualquier atrocidad que se le pase por la mente.

¿POR QUÉ LOS ACÓLITOS NO REACCIONAN?

Porque a través de la “inserción-inmersión” total de los miembros de la secta en las prácticas, disciplinas y sistemas de creencias del grupo, se anula u obnubila el funcionamiento de los centros superiores del cuerpo-mente humano (“retrogresión psicológica” mediante diversos métodos de hipnosis); se transforman en “zombies”, hablan, actúan, razonan; pero han perdido el vínculo con su propio centro rector, con su “yo”; de aquí en adelante operarán a través del “yo-colectivo” que depende del líder y sus acólitos principales (como en la Colonia Dignidad)

Luces, parafernalia, concentraciones masivas, cantos, uniformes, marchas, poner al enemigo afuera, un enemigo exterior al cual culpar, más marchas y tambores...¡Sig Heil!, ¡Sig Heil!...¿le suena?

NAZISMO

Una antigua religión pagana de idólatras, hecha renacer a fines del siglo XIX sigue plenamente vigente entre nosotros, la gran mayoría piensa (“cree”), que terminó con la caída del Tercer Reich, con el final de Adolfo Hitler (otro cabo alemán) y el Juicio de Nuremberg. ¿Sabrán algo de esto los tecnócratas imberbes que llenan todos los estamentos del nuevo sistema judicial chileno; o los niños de escuela y del liceo que no saben si Arturo Prat era peruano, colombiano o autraliano; ¿Australia es un país de Europa señor?, ¿o el 70 % de los egresado de las universidades chilenas que no entienden lo que leen?

No, no ha terminado, está presente en cada uno de nosotros mismos, quienes le permitimos existir en nuestra/as mentes, al refugiarnos en el “yo no sabía”, “no estaba enterado”; cuando miramos hacia el otro lado al recibir un caso de violación de Derechos Humanos en sectas destructivas en días de supuestos regímenes de Derecho y democracia, cuando respondemos con criterio sectario por miedo a perder la carrera funcionaria, la sanción de la logia o del partido político: “¿con qué pagaré la universidad de los niños si me despiden?”. Cuando “pensamos-actuamos” así, somos títeres manejados por los hilos del castigo o la recompensa, rebajados al nivel de “zombies” que hablan, actúan y piensan...muy distantes del hombre o mujer cabales.

El nazismo, una antigua religión pagana que resucitaron algunos sin tomar la real magnitud de lo que hacían; Carl Jung llamó Wotan al dios que la rige. A veces se apodera de un pueblo y otras de otro; a veces las víctimas en una vuelta de tuerca se mudan en victimarios a la siguiente; sin embargo es fácil reconocer a sus devotos. La negación del otro y sus Derechos, el exterminio físico o psicológico, el campo de concentración real o virtual de la negación de los Derechos de los más débiles, los sacrificios humanos, la quema en el altar del holocausto de los crematorios o los bombardeos masivos, la negación de los Derechos de los pequeños, de las mujeres y de los niños...mientras brindo con champaña y canapés en la recepción del palacio en honor de los “Derechos de los Niños”.

Los devotos de Wotan el destructor copan a nuestras pretendidas democracias, a nuestras repúblicas-hipermercados; pero creo ha llegado el momento de que los pequeños nos pongamos de pie y exijamos se nos respete.

Todos los pauls schaffers deben ir al tribunal y responder por sus actos, la República fue creada por nuestros abuelos para todos; su origen primero estuvo en el sueño de algunos que permitiría que el “hombre-dios” pudiera existir entre nosotros, ninguno en especial: el verdulero, el panadero, el profesor, el cardenal, el presidente, el vendedor de maní en la calle; pero los devotos de Wotan viven entre nosotros, se niegan a abandonar sus prerrogativas, no permiten su ascensión; la eterna lucha entre el monoteísmo y la idolatría, la revolución que inició Akhenaton y que aún hoy no llega a ver la luz...sus opositores, los sacerdotes de entonces aún hoy manifiestan su poder.

MI PROPIA EXPERIENCIA

He vivenciado el neo-nazismo en mi propia vida en los últimos años; mi familia ha sido destrozada en el año 2001 por la “secta destructiva” filo-nazi Fundación Hastinapura (Nueva Acrópolis), organización avalada en su funcionamiento por los Estados de Chile y Argentina y calificada según el Informe sobre Sectas del Parlamento Europeo como una peligrosa “organización neo-fascista y paramilitar” y la que sin embargo actúa y está presente libremente entre nosotros sin prevención ninguna para sus potenciales víctimas.

Hemos sido sometidos a persecución religiosa, de raza y por motivos de conciencia y como consecuencia mi hijo, un niño chileno hoy de once años permanece secuestrado desde ese año en Capital Federal, Argentina sin que autoridad alguna chilena o argentina nos haya defendido o nos defienda actualmente.

Mis investigaciones han dado como resultado vínculos de la secta con otros grupos similares que se extienden por toda la Región y Europa y los vínculos chilenos llegarían a la Colonia Dignidad, “Todos los caminos conducen a Roma” se dice.

He presentado hace un par de semanas una denuncia a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en contra del Estado argentino, el Estado chileno y todos aquellos que resulten responsables por grave violación de Derechos Humanos en nuestro caso; espero que los devotos de Wotan no acallen todo y podamos obtener justicia algún día.

Hoy por hoy estamos separados con mi hijo desde hace más de mil ciento cincuenta días, nos han puesto en un campo de concentración virtual del que ha sido imposible escapar, ¿Democracia en Chile, en Argentina, estado de Derecho en ambos países?, para nosotros ha sido igual que en los tiempos de las supuestas Dictaduras, por lo menos en aquellos días algunos de mis parientes (en ese tiempo jóvenes) tuvieron la posibilidad del exilio y la protección de la ONU, para nosotros no ha existido nada y nos han cerrado las puertas en todas partes.

¿Qué es lo que habrá sucedido con el Informe sobre Sectas de la Cámara de Diputados chilena y sus urgentes recomendaciones?

.2-LA PUBLICIDAD DE LAS SECTAS EN LA VÍA PÚBLICA
(en su mayoría sectas destructivas)
Por JCB
Tribuna de periodistas, Bs. As., Argentina



Hay algunas descripciones sobre sectas en que éstas se numeran desde el número 1 hasta el 4 dependiendo de su grado de peligrosidad. Si nos damos una vuelta por Santiago de Chile, por ejemplo por el tren metropolitano- el Metro- habitualmente nos encontraremos con afiches de sectas incluidas en los grados 2 y 3 e incluso 4, ofreciendo sus cursos y talleres para todo público, también para niños. Dichas calificaciones corresponden a peligrosas y muy peligrosas. Lo mismo sucede en las calles, en los diarios murales y paredes de las universidades y colegios, en las revistas afines y en todo orden de actividades culturales.

Las sectas aprovechando, usando y mal usando de las garantías que les ofrece el Estado de Derecho, realizan sus actividades de difusión sin problemas.

Tenemos así que bajo la presunta defensa de la Libertad de Conciencia se permite que organizaciones semi o lisa y llanamente delictuales puedan hacerse propaganda sin restricción de ningún tipo. Por cierto el Estado no se hace responsable en modo alguno de los resultados de esta permisividad.

Es de sobra conocido en el Medio de los Especialistas en Sectas, la habitual ocurrencia de hechos y aberraciones a que son sometidos sobre todo mujeres y niños por parte de psicópatas líderes sectarios y sus acólitos en este tipo de organizaciones; quienes habitualmente realizan sus fechorías en la más absoluta impunidad. ¿Quién se atrevería a hacer públicas las acciones de quienes tienen en muchos casos protección de algunas Autoridades, sino de todas por acción u omisión? *

Usted se preguntará ¿y no hay nada que hacer entonces?, le contesto: No, no hay nada que hacer al respecto. Frente a un ataque sectario por parte de uno de estos grupos, nadie lo defenderá, ni las Autoridades, ni UNICEF, ni la Iglesia/as, nadie; se encontrará solo/sola…absolutamente solo/a.

Su mujer, o hijo/hija habrán sido violados en cuerpo y alma; normalmente estarán en estado de psicopatía sectaria inducida y es muy probable que no los vea nunca más.

Todo su drama comenzó con y en un afiche en el Metro por ejemplo o en la calle si estamos en Buenos Aires; un afiche público, el que usted confiando en el Estado de Derecho implícito en la democracia y confiando en las autoridades que lo gobiernan, supuso justificadamente que era el de una institución seria y responsable, muchas veces colaboradoras del gobierno o corporaciones avaladas por el Estado, activas durante décadas.

¿Quién controla a las sectas, la publicidad que hacen y las fechorías que cometen? Al igual que en el envase de los cigarrillos, por ley debería decir en su propaganda: Esta secta puede ser peligrosa para su salud mental y/o física y a continuación el grado de peligrosidad y acusación principal que se le/s hace: aquí violan a las mujeres, a las esposas y/o prostituyen a los niños, etc., por ejemplo; de esta manera, usted podría elegir el tipo de práctica aberrante y el tipo de psicopatía sectaria inducida en que participaría y quedaría fijada su familia…hoy en día no lo sabe…no puede elegir…y en esta economía de libre mercado en que vivimos…el cliente siempre es lo primero…el cliente tiene siempre la razón…exija sus derechos…¡¡¡ Mozo, tráigame la Carta de sectas…YA!!!
(continuará…)

* Lea los fragmentos que siguen a continuación, proviene de un par de e-mails enviados por Especialistas en Sectas de fama mundial, en relación a mi propia seguridad:

From: Sectas
Reply-To: Sectas
To: "Juan Carlos Contreras Bustos"
Subject: Re: desde
Chile/secta Hastinapura en Buenos Aires
Date: Thu, 13 Nov 2003 20:02:34 +0100
Hola,
Está vd. realizando un gran trabajo, y le animamos a seguir desde aquí.
Tenga cuidado; esta gente es peligrosa. Sepa que ellos no van por delante, sino a las espaldas y a escondidas, y de hecho se encontrará con muchas cosas que aún no se espera. Esas cosas le harán ver que son aún peores de lo que haya visto hasta ahora, y que el hecho de ir contra ellos claramente hará que le manifiesten aún más y en mayor grado lo peligrosos que son.
Reciba un cordial saludo

Los Especialistas

OTRO:

De : Sectas < >
Responder a : Sectas < >
Para : "Juan Carlos Contreras Bustos"
CC :
Asunto : Re: Sectas, saludos desde Chile/Hastinapura Buenos Aires
Fecha : Sat, 15 Nov 2003 10:32:31 +0100

Hola Juan,

Sabe que nosotros le ayudaremos y, de hecho, le estamos ayudando en esta labor suya. Es un placer conocer a una persona como vd. capaz de llevar esta lucha hasta sus últimas consecuencias; sabiendo que tales consecuencias pueden ser de cualquier tipo.

Reciba el mensaje anterior que le enviamos y este mismo mensaje como el de un padre que se preocupa por su hijo (vd lo entenderá dado que está en una lucha precisamente por su hijo). No le invitamos a parar ni a detenerse en modo alguno; al contrario, pero el cuidado de sí mismo y el conocimiento de lo que tiene detrás le ayudará a que esta lucha que realiza sea aún más fructífera para vd mismo y para su hijo.

Sepa también que el fenómeno sectario es aún muy desconocido por la mayoría (el 99%) de los jueces del mundo entero. Y ellos, como mediadores de estas causas, sólo reciben lo que oyen de abogados. ya sabe vd cómo se manejan los abogados, con qué frialdad y elocuencia barata, sin saber el daño que pueden causar después.

El fenómeno sectario es oculto. Lo que los jueces buscan es testigos, hechos visibles, pruebas conclusorias, ... Y los grupos sectarios saben cada vez más y mejor ocultarse e incluso protegerse contra la justicia. De modo que salen muchas veces libres y en la ocasión más propicia y pareciendo inocentes causan "asesinatos que parecen suicidios o accidentes" de modo que así se quitan a sus agresores de encima.

Sabemos cómo son y cómo actúan estos grupos y, muchas veces, nos encontramos solos como vd. y ante el muro de una justicia desconocedora de todo esto, y que por tanto no actúa por verse maniatada ante hechos bien claros y concretos, ante víctimas reales, antes personas que (como vd.) realmente lo necesitan.

No hay comentarios.: