02 noviembre 2006

Carta abierta al presidente Ricardo Lagos Escobar


SIN RESPUESTA

29 de julio del 2004

Estimado Don Ricardo:

Tengo el agrado de saludarle y dirigirme a usted en la ocasión para detallarle el curso de nuestro caso: Desde hace casi tres años, mi hijo, un niño chileno de poco más de diez años de edad se encuentra secuestrado en Buenos Aires, Argentina, por su madre alienada, parientes maternos, parientes sobrepuestos y un grupo sectario multinacional Fundación Hastinapura (escisión de Nueva Acrópolis).

Se trata, Señor Presidente, de una peligrosa secta neo-fascista y paramilitar, según documenta el Informe del Parlamento Europeo, presente/s en Chile como corporaciones avaladas supuestamente por el Estado.

Pese a que mis primeras denuncias fueron hechas a fines del 2001 y habiendo recurrido a todas las instancias válidas en Chile y Argentina,- una y otra vez- incluido UNICEF; nuestro caso ha sido llevado adelante como un simple hecho personal, negándose la calidad de "secuestrado" debido al tecnicismo legal de: "no haber sido movido de su domicilio de residencia habitual", sólo una "simple retención ilegal por parte de su madre"...de secta/s ni hablar.

Desde el inicio de nuestro caso, me he encontrado con toda clase de obstáculos para que nuestros Derechos queden claramente expuestos, ya que están garantizados por las Convenciones de las Naciones Unidas, ratificadas por Chile y Argentina en su momento.

La omisión, el tráfico de influencias, incluida la corrupción han bloqueado toda investigación posible en ambos países, así como han dilatado indefinidamente el reencuentro paterno-filial a través de un Régimen de Visita pedido a través de La Convención de La Haya.

Solamente se me permitió estar con mi hijo nueve y media horas en junio/julio 2004, vigilados, y sin poder estar en ningún momento a solas, para poder compartir la vida común y normal de un padre con su hijo.

Mis investigaciones personales con Especialistas en Sectas e informantes dentro de los estamentos oficiales, han dado como resultado que las organizaciones anteriormente nombradas tendrían la protección de parte de importantes miembros de sectas de poder dentro de los estamentos oficiales chilenos y argentinos, los que habrían inhabilitado el Estado de Derecho en nuestro caso y en otros, ya que el nuestro de ninguna manera es un hecho aislado, sino una dramática constante social que permanece en lo oculto, debido al justificado temor de parte de los funcionarios, Medios y otros a las represalias, sino al simple y llano asesinato.

Señor Presidente, éste es parte de los modus-operandis que las sectas destructivas utilizan en Chile, Argentina y el Mundo; situación plenamente re-conocida por los asesores de gobierno, policía, organismos de inteligencia y especialistas en sectas en general. Me pregunto: ¿por qué el estado no legisla, toma cartas en este dramático y riesgoso asunto que destruye la convivencia democrática y la familia ¿Por qué la Opinión Pública no está al tanto de esto, vive marginada, engañada por una Prensa que no asume su rol social y unas autoridades que no defienden los legítimos derechos de sus ciudadanos?

En estos días en que el asesinato (ritual sin duda) del sacerdote católico Faustino Gazziero (q.e.p.d.) ha conmovido y sensibilizado a la sociedad chilena y al mundo entero, reitero públicamente mi solicitud al Gobierno chileno y demando una respuesta inmediata y clara frente al alarmante drama sectario en general y en especial al nuestro.

Pido a usted instruir a la brevedad a Cancillería para que active y establezca todos los contactos que sean necesarios ante la O.E.A., Naciones Unidas, Corte Interamericana de Derechos Humanos, Corte Internacional de La Haya y los que sean necesarios para defender nuestros Derechos y en especial los de mi hijo- vulnerados impunemente desde hace años- así como que se garantice de inmediato su seguridad personal ahora y en el futuro.

Ofrezco por mi parte conducir la organización de una corporación chilena dedicada al estudio de las sectas, la que recabe información sobre éstas, coordine denuncias y las derive a los organismos oficiales responsables, ofrezca contención a las víctimas y quizás como acción principal y urgente la difusión del tema a la Sociedad, para que sea esta misma la que se defienda con las herramientas legales y funcionarias existentes (desde ya doy por donado a una institución de beneficencia pública cualquier sueldo u honorarios que surgieran por este concepto).

Los valores democráticos y republicanos que sustentan a nuestra Nación nos obligan a defender al Hombre como fin último de nuestros esfuerzos y por el futuro sano de nuestra sociedad

Juan Contreras Bustos
Chile

C/c escrita y por mano al Arzobispo de Santiago, Monseñor Francisco Javier Errazuriz.
C/c escrita y por mano a Egidio Crotti, Representante de Área de UNICEF.
C/c escrita y entregada por mano a Amnistía Internacional-Chile
C/c a medios de comunicación
Favor al lector: distribuir a vuestra propia lista de correos. Gracias

Hoy a 27 de diciembre del 2006, el niño se encuentra en lugar desconocido e incomunicado. Las autoridades chilenas y argentinas han sido informadas; pese a esto nadie está protegiendo sus Derechos.
.
Denuncia a la Comisión Interamericana de DDHH-OEA
Presentada a inicios del 2005
Unicef
Texto oficial de la Convención de los Derechos del Niño
O.N.U. 
Declaración de los Derechos del Hombre
Tratados ratificados por el Estado de Chile 
Principales tratados Internacionales de Derechos Humanos ratificados por Chile
Presidencia de Chile 
link a la Web oficial


Náspid Franzapán - Discurso Déspota – Imperdible joda a los políticos














No hay comentarios.: